Mutante del mes: Kiltro Polaris

Adopta un Extraño

El reto: cambiar la vida de 30 niños mexicanos un 30 días

Texto por Eileen Morán @eileenornot

sábado 14 de marzo, 2015 a las 03:08 am  
sábado 14 de marzo, 2015 a las 03:08 am  
Cada vez que logramos inspirar a un desconocido a practicar el desapego se siente como una ganancia millonaria.

Desde que se nos ocurrió hacer la primera edición de Joyas de Garage quienes nos conocen saben que lo único que le sacamos el aprendizaje, pues no hay ganancia económica de por medio. Lo cierto: cada vez que logramos inspirar a un desconocido a practicar el desapego se siente como una ganancia millonaria.

Por un lado están los que dejan ir objetos que creían imprescindibles (aún cuando los tenían arrumbados en algún polvoriento rincón de su casa, su taller o su oficina) para completar su ciclo de vida útil en manos de alguien más. Otros sueltan sus viejos hábitos de consumo: comprar sólo cosas nuevas, reemplazar sus artículos cotidianos por lo que les venden en las tiendas aunque los que tienen todavía funcionen, la creencia de que comprar algo usado es una necesidad de las clases socioeconómicas bajas. Nos da gusto porque eso es lo que da sentido a lo que hacemos.

Cada vez que alguien se sale de su zona de confort para hacer las cosas de una manera distinta por ayudar a alguien más, México reverdece tantito.

Cada vez que alguien se sale de su zona de confort para hacer las cosas de una manera distinta por ayudar a alguien más, México reverdece tantito. Suena cursi, pero todos los que sentimos que salir a marchar es no quedarse con los brazos cruzados, en el fondo quisiéramos poder hacer algo más. Porque es lo más parecido a cambiar a nuestro país con acciones.

Tengo mucha suerte de que World Vision México le haya entrado a apoyar el primer aniversario de nuestro bazar este fin de semana y a cambio nos propusimos un reto: inspirar a 30 personas de nuestra comunidad a cambiar al país con hechos concretos. Este fin de semana proponemos dos opciones para ayudar a través de los programas de World Vision México.

Screen Shot 2015-03-14 at 1.36.45 AM

Nos propusimos un reto: inspirar a 30 personas de nuestra comunidad a cambiar al país con hechos concretos. Este fin de semana proponemos dos opciones para ayudar a través de los programas de World Vision México.

1. Dona lo que ya no usas para los albergues de migrantes

Cada año más de 60,000 niños de latinoamérica se ven obligados a dejar su país para escapar del abuso, la violencia, el hambre o el maltrato emocional. En su búsqueda, una gran parte de ellos pasa por México. No podemos pedirles que vuelvan al lugar del que vinieron, pero podemos hacer su camino menos difícil. Ésta es la forma sencilla de ayudar: sacas de tu clóset lo que ya no usas, lo traes al bazar este fin de semana (o a uno de nuestros centros de acopio si lees esto después), lo dejas en el stand de donaciones, te encuentras con la Joya de Garage que no sabías que estabas buscando, te comes algo delicioso, escuchas música en vivo gratis y chaz: ya cambiaste la vida de un migrante. Y la tuya.

Todos los objetos recaudados se irán a uno de los cinco albergues del programa “Solos contra el mundo”. Puedes donar cualquier cosa que ya no uses, pero principalmente se necesitan:

– Zapatos para adulto
– Zapatos, camisetas y pantalones para niños
– Mochilas
– Gorras
– Camisetas para adulto
– Pantalones para adulto

Screen Shot 2015-03-14 at 1.38.52 AM

2. Patrocinando el bienestar de un niño mexicano

Allá afuera nos piden dinero para todas las causas, pero se nos olvida la más importante: los niños, que no son responsables por las condiciones de vida que habitan y todavía no pueden hacer nada para transformarlas. Si ellos crecen en un entorno menos hostil, crearán un mejor país. El programa “patrocina una historia” de World Vision México se apoya en patrocinadores que aseguren la educación, nutrición y salud de un niño mexicano a través de una aportación mensual. Es una cantidad pequeña que transforma la vida de un niño y de su comunidad. El patrocinador puede intercambiar cartas con su niño, enviar regalos, programar llamadas por teléfono e incluso visitarlo en su comunidad, todo esto a través de World Vision, por políticas de protección.

La realidad: si tienes una computadora o un teléfono inteligente para quejarte del país, perteneces a la clase socioeconómica a la que le corresponde transformarlo.

La organización envía un informe anual de resultados y mantienen comunicación con nuestros patrocinadores en todo momento. La meta: lograr que nuestra comunidad patrocine 30 niños en 30 días, ya sea visitando el stand de World Vision en nuestro bazar el fin de semana o visitando su sitio web y poniendo como referencia a Mutante o a Joyas de Garage. ¿Por qué? ¡Porque sólo así vamos a saber si cumplimos la meta! Y si no la cumplimos pues qué depresión, chatos.

¿Quieres otra forma de ayudar? Comparte esta invitación con toda la gente que fue a las marchas, con cada persona que se la pase quejándose del país, con todos los que creemos que merecemos vivir en un lugar mejor. La realidad: si tienes una computadora o un teléfono inteligente para quejarte del país, perteneces a la clase socioeconómica a la que le corresponde transformarlo. Predica con el ejemplo: haz la diferencia. Nos vemos el fin de semana en Tabasco 242, Col. Roma para poner nuestro granito de arena, actuar más y hablar menos.

Screen Shot 2015-03-14 at 1.40.24 AM

Comediante involuntaria, Directora de contenido digital, terapeuta psicocorporal, yogi intermitente, estudiante de ukulele y testigo presencial de los milagros cotidianos que suceden cuando amas lo que haces. Sale con cara de desamor por culpa del viejo PRI.