Mutante del mes: Kiltro Polaris

Don’t hate on the love – K de Koan

Un recorrido sentimental de la A a la Z y sus paréntesis

Texto por Edmeé García @diosaloca

Ilustración original del Sr. García @elsrgarcia

lunes 7 de octubre, 2013 a las 06:14 pm  
lunes 7 de octubre, 2013 a las 06:14 pm  

 

la gente que anda deprisa

pierde la capacidad de sentir.

Alan W. Watts.

I.

No recuerdo si nacer fue difícil, pero crecer a veces parece serlo. Conforme avanzas en el camino te das cuenta de que la mayoría de las preguntas parecen no tener una solución definitiva. Incluso las más profundas interrogantes de la humanidad permanecen sin respuesta. De hecho, parece que buscar una solución única y definitiva a cualquier cosa ha dejado de ser el destino anhelado, ya que las formas de lo cierto e inamovible nos eluden. Entre más intensamente buscamos medios para aprehenderlas, más escurridizas se tornan.

…la aceptación de la incertidumbre versus la desesperada búsqueda de certezas…

La trashumancia contagia todas las cosas, acciones y momentos. La fugacidad inunda el panorama. Incluso las ciencias duras parecen haber inclinado su brújula hacia la aceptación de la incertidumbre versus la desesperada búsqueda de certezas. Quizá sea el momento de abrir paso a lo desconocido y con ello a un cambio radical en la percepción de nuestra vida cotidiana.

II.

En las sectas zen del budismo -especialmente en la rinzai- una forma de guiar al alumno en su aprendizaje es a través de los koans, los cuales son preguntas o problemas que el maestro da al discípulo quien a cambio debe demostrarle que ha llegado a la enseñanza que el koan contiene. Es necesario señalar que este tipo de problemas distan mucho de ser la clase de interrogantes a la que nos enfrentaríamos en cualquier situación académica occidental. No se trata de llenar los espacios vacíos, escoger una de las opciones, ni de escribir un ensayo al respecto; de hecho todo ejercicio intelectual resulta ridículo frente a este tipo de cuestiones, y ése es justamente el punto.

…una vía para trascender la mente racional y consciente…

En su libro “El camino del Zen”, Allan W. Watts explica que el maestro Hakuin fue quien organizó sistemáticamente el estudio del zen empleado por la Escuela rinzai. Su enseñanza se divide en seis etapas y el sistema koan en cinco grupos.

También explica que esta disciplina es:

(…) uno de los pocos verdaderos secretos que subsisten en el mundo budista, es difícil apreciarla justamente a menos de que uno se haya sometido a la enseñanza. Por otra parte si uno ha recibido el entrenamiento está obligado a no hablar de él salvo en forma de vagas generalidades.

Los koans están diseñados para ir más allá de la mente racional y consciente, pues lo que busca el zen es una vía para trascender la mente y poder mirar así el mundo como realmente es: sin dualidad, ni relatividad, sin perspectivas, diluyendo tanto al observador como lo observado; ya que la mente no puede apresarse a sí misma”.

…la tragedia humana reside en intentar aprehender lo inaprehensible…

Interesantemente no todos los koans tienen su origen en oriente. Mientras trabajaba en Estados Unidos Sokei-an Sasaki, descubrió que el libro “Alicia en el país de las maravillas” podía ser usado para impartir la enseñanza, ya que A medida que la obra avanza, un koan decisivo se alterna con otro de menor importancia que indaga en las implicaciones del anterior…”, de tal forma que el alumno aprende a responder espontáneamente y debe integrar este aspecto a todas las acciones que realice. Es una forma de re-programar la manera en la que se aborda el mundo, pues la tragedia humana reside en intentar aprehender lo inaprehensible.

Paréntesis:

 

(

 

 

Detén aquel barco que navega por el distante océano.

 

)

Edmeé García a.k.a Diosaloca es un ser humano. Sus principales intereses radican en el desarrollo y exploración de la conciencia. Ha hecho spoken word, trabaja como escritora, traductora y locutora. Ha publicado un poemario(El Red Bitch Project) y hecho montajes de otros dos (Chilanga Habla y El Bombón Vudú). Junto con Iraida (Noriega) y Leika (Mochán) formó “Frágil”.